lunes, 30 de enero de 2012

#RolSample - Nuestra Es la Furia -

Después de mucho tiempo sin hacer un #rolsample, al final @Selyse_Florent y yo (@Lord_Stannis) nos pusimos de acuerdo para hacer una historia, este ha sido el resultado, esperemos que les guste:

Selyse: Mi rey -Jadeó con suavidad, apoyando su mano sobre el pecho del hombre, acariciando hasta llegar a su cuello-

Stannis no respondió al jadeo de su esposa y no hizo caso de la mano que tenia encima del pecho, solamente se limitaba a hacer el movimiento constante que se sentía obligado a hacer, sin mostrar un apice de disfrute.

Selyse: Stannis -Musitó inclinándose sobre él, rozando con sus labios el cuello tenso, dejando después un suave mordisco-

Al sentir el mordisco se limito a entrechocar sus dientes y dejo de moverse, su rostro seguía igual de serio, pero aun más tenso que antes.

Selyse: -Lo notó aún más tenso, pero continuó moviéndose y acariciándolo, besando su cuello- Mi señor...

Siguió inmóvil. Con los brazos sobre la cama y su cuerpo tieso, aun más si era posible. Lo único que se oía de él era el chirrido que producía con sus dientes y algún que otro suspiro de cansancio, no de placer.

Selyse: -Continuó, sin embargo el silencio sepulcral de su esposo empezaba a molestarle - Mi señor, ¿estáis bien? -Jadeó- 
Stannis: -Contesto de manera cortante-
Selyse: -Se mordió el labio inferior ante tal respuesta, tratando de seguir, aunque cada vez era más difícil- No parece... 
Stannis: Estoy cumpliendo con mi deber como esposo. Debería estar satisfecha - Su voz sonaba fría-
Selyse:  -Las palabras hicieron que se detuviera, apretando los dientes- Entonces os eximo de esos deberes -Se levantó-
Stannis: Mejor. Así dejáremos de perder el tiempo. -Se incorporo ahora que no la tenia encima y le dio la espalda-

Selyse se acerco hacia donde estaba la ropa, esas últimas palabras de su esposo estuvieron a punto de hacer que perdiera los estribos, pero se empezó a vestir lo más rápido posible. Por su parte, Stannis se sento en el borde de la cama, dando la espalda a su furiosa esposa, aun así giro un poco su cabeza para ver cómo se vestía, Selyse respondió con un bufido la mirada de su marido mientras se terminaba de atar el corsé (el cual no le había ni quitado), Stannis contesto de la misma forma, a la vez que hacia entrechocar sus dientes y volvió a mirar al frente, con la espalda tan dura que parecía una pared de rocas.

Selyse:  Mi rey, yo no puedo hacer nada si vos no cooperáis -No pudo contenerse mientras terminaba de acomodar la ropa-
Stannis: -Giró un poco su cuerpo para mirarla unos instantes. Luego volvió a darse la vuelta y suspiro enfadado- Sí que coopero
Selyse: No me hagáis reír -Respondió con rabia cerrándose las faldas a la cintura- 
Stannis: ¿A caso sabe reír? -Dijo cortantemente-
Selyse: ¿Acaso sabéis cómo se engendra un hijo? -Respondió dolida, con el rostro contraído por la rabia-
Stannis: Haciendo lo que estábamos haciendo ahora -Contesto sin un ápice de amabilidad en sus palabras-
Selyse: ¿Eso cree mi señor? Eso es como estar abrazándose a un bloque de mármol -Continuó hiriente, con la mirada fija- 
Stannis: No lo creo. Así es, mujer. -Su tono era fuerte y no permitía discusión alguna-
Selyse: -Apretó los puños, notando sus ojos húmedos pero tratando de reprimirlo a toda costa- Si mi señor no me necesita...

Stannis no respondió, se limito a soltar un largo suspiro. Formando un ambiente tenso e incómodo, más del que ya era.

Selyse: -La carencia de respuesta fue peor que haber recibido una hiriente- Entonces no tengo nada que hacer aquí
Stannis: ¿Me puede dar mi ropa, mujer? -Dijo ignorando sus últimas palabras-

Stannis había elegido muy mal sus palabras, Selyse cogió sus ropas de encima de la cómoda en dónde las había dejado, las hizo una bola y se las tiro con todas su fuerzas golpeándole de lleno en la cabeza, su marido no hizo movimiento alguno de reacción al recibir el golpe, algo que la enfureció muchísimo más de lo que estaba. Presa de la ira se acerco hacia él y lo miro desafiante, pero seguía sin verle reacción alguna, finalmente y sin poder contener su ira le asesto una bofetada en plena mejilla derecha, con tal fuerza que le movió su rígido cuello haciendo que su mirada dejará de mirar al frente.

Stannis: -Se levanto de golpe al sentir la bofetada y la cogió del brazo- ¿Qué se cree que hace, mujer? -Dijo con la voz cortante-
Selyse: No tengo por qué aguantar que me humilléis así -Respondió mirándolo fijamente, tratando de soltarse-
Stannis: Y yo no tengo por qué dejar que me peguéis -Cerró más la mano con la que la tenía cogida. Ocultando la ira de su voz-
Selyse:  ¡Soltadme! -Gritó, a punto de perder los nervios, apartando la vista de sus ojos húmedos-
Stannis:  -No dejo que se soltará, cerró aun más su mano, tensando así todo su brazo- ¡No! -Dijo dictatorialmente-
Selyse: ¡Soltadme! -Repitió mordiéndose el labio inferior llegando a hacerse una herida en él-
Stannis: ¿Por qué debería soltarla? ¿No dice siempre qué quiere estar conmigo? -Se le empezaba a notar la ira en su voz- 
Selyse: Por favor -Pidió mordiéndose un poco más fuerte, con la respiración agitada-
Stannis: Quiero una respuesta. Estoy cansado -Así sonaba su voz. Su yugular parecía que estaba a punto de explotar por la tensión.
Selyse:  Sí... Sí quiero -Gimió reprimiendo las lágrimas, luchando por soltarse-
Stannis: -La soltó con desgana y rudeza.- Esta bien.- Su irá aun se notaba en sus palabras.- Que sepa que me ha hecho daño
Selyse: -Aún tenía la respiración agitada cuando la liberó del agarre- El mismo que me hacéis vos a cada día que pasa
Stannis: -Clavo su mirada en la de ella- ¡¿Cómo?! - Su paciencia estaba a punto de agotarse. Su espalda estaba muy tensa-
Selyse: Me rechazáis, cada día que pasa, ni tan siquiera por tener un heredero -Habló aún con rabia en sus palabras-
Stannis: ¡No debería osar decirme eso después de que no la rechazará cuando tuve la oportunidad! - Su paciencia había llegado al fin.
Selyse: ¡¿Y por qué no lo hicisteis si lo deseabais?! -Espetó histérica-

Stannis se giro para no tener que mirarla y así empezar a vestirse, su paciencia había llegado al límite y no quería responderle algo de lo que luego se podría arrepentir. Por su parte Selyse, dolida por como la ignoraba su marido, apretó los puños y penso que lo mejor sería irse de allí antes volver a propinarle otra bofetada, ya que ganas no le faltaban.

Stannis: ¿Esta esperando algo? -Dijo mientras se terminaba de colocar el jubón-
Selyse: No -Respondió con sequedad- Al menos no de vos -Agregó antes de dirigirse hacia la puerta-
Stannis: -Se abalanzó sobre la puerta y la cerró de golpe, sin dejar que pudiera salir- ¿A caso piensa que me da igual?
Selyse: -Ante el impedimento se giró, mirándolo fijamente, erguida- ¿Es que es de otro modo, mi rey?
Stannis:  ¡Sí es de otro modo, no me da igual, odio esta situación más que vos! -Su ira empezó a crecer- ¡Desde siempre he debido aguantar todo lo que me han ordenado, a mis hermanos y a todos. Sin poder elegir y NUNCA han sido un poco considerados conmigo, ayudé a mi hermano y me lo agradeció metiéndome en esta roca, nunca dio gracias. Nunca me las han dado. Me obligaron a casarme con vos y debo aguantar las burlas de mi hermano y esa panda de cretinos, que tiene por consejeros, hacia mi persona y hacia vos. Siendo despreciado constantemente por qué sí. Y para rematarlo lo único que recibo de vos es más desprecio y ningún tipo de comprensión. Igual que todos los demás. Sin contar que, encima, cree que para mi esto es jauja! -Su voz sono furiosa, cansada y triste.

Selyse no lo había esperado. De hecho, jamás lo habría esperado de su marido. No pudo decir nada tras escucharle, era la primera vez que le estaba enseñando un pedacito de su alma.

Stannis: Como ve, nada es tan fácil como parece. Me tratan como una marioneta y me culpan de cosas en las que no tengo nada que ver. Así que espero que deje de pensar que para mi toda esta situación es fácil- Abrió la puerta- Si quiere irse, puede
Selyse:  -Aún a pesar de todo seguía tensa, y solo pudo bajar la vista- Disculpadme -Fue lo único que dijo-
Stannis: No hay nada que disculpar -Intento sonar amable. Fracaso.- Vos es el menor de mis problemas.- Su voz aun tenía ira
Selyse: Mi rey... -murmuró con la voz baja, estirando su mano para rozar el rostro ajeno-
Stannis: -Esquivo el intento de caricia y abrió la puerta- Por favor. Me gustaría estar solo- Dijo con voz cansada.

4 comentarios:

  1. Pobre Stannis, qué penita me da. Es un hombre triste, en un castillo triste y con una vida muy triste. Si yo fuera él, pasaba de todo y de todos y me iba de crucero con Davos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya par de infelices... q penita me dan!!!=(
    genial el rol!

    ResponderEliminar